jueves, 26 de junio de 2014

De rayos y truenos



Tras el destello del primer relámpago, Abel enciende la luz de su mesita para que guíe a los gemelos. Segundos después, con el rugido del trueno todavía retumbando, los pequeños corren igual que liebres y se cuelan entre sus sábanas. Como cada noche de tormenta, los tres hermanos la pasarán unidos por un miedo común.     
     Mañana, sin embargo, volverán a la guerra porque Abel, el que fuera rey de la casa, no se rinde y busca, día a día, recuperar terreno a los que él considera sus usurpadores.      



Microrrelato con el que participo en el concurso de esta semana de Radio Castellón de la Cadena Ser (500 caracteres máximo y la inclusión obligatoria de la frase: "No se rinde").